Desde la Secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación de Caldas a través de la Jefatura de Gestión del Riesgo y su responsable Carolina Restrepo Botero se realizó comunicación con los diferentes coordinadores de Gestión del Riesgo locales, como resultado quedó un informe de afectación en zonas del oriente, occidente y centro sur de los municipios de Caldas.



En total se informó de seis municipios afectados; Pensilvania, Victoria, Viterbo, San José, Risaralda y Manizales con daños en vías, destechamiento de viviendas, deslizamientos de capa vegetal y afectaciones en redes eléctricas

Resumen de los daños por municipios a causa de las lluvias:

PENSILVANIA:
Fuertes lluvias acompañadas de tormentas eléctricas, afectación de 10 viviendas destechadas.

CHINCHINÁ:
Caída de árbol a unos 2. 5 kilómetros del sector la Ínsula que afectó líneas de telecomunicaciones.

MARMATO:
Se atendió derrumbe en el sector del Centro de Desarrollo Rural Echandía, lo que generó taponamiento en la vía. Después de la presencia de maquinaria amarilla se habilitó la carretera.

SAN JOSÉ:
En la vereda el Pacífico, las fuertes lluvias de las últimas horas generaron destechamiento de siete viviendas y desprendimiento de redes eléctricas. Con el apoyo de personal del Cuerpo de Bomberos Voluntarios, Secretaría de Planeación e Infraestructura, Defensa Civil y Chec, se atendió la emergencia.

MANIZALES:
La Unidad de Gestión del Riesgo UGR, reportó la caída de fuertes lluvias, por lo que decretó la alerta amarilla en un nivel bajo en la ciudad. Se atendieron 44 casos, entre afectaciones a viviendas, caída de árboles y deslizamientos de capa vegetal.

La jefe de Gestión del Riesgo de Caldas, Carolina Restrepo Botero, aconsejó a la comunidad en general estar muy atenta al caudal de los ríos, comunicarse oportunamente con los organismos de socorro si se observa alguna actividad anormal. Es de resaltar que las unidades de emergencia en todos los municipios de Caldas están en alistamiento con el objetivo de atender cualquier emergencia que se presente debido a las condiciones climatológicas actuales.